Complicación en diabéticos subió 60% por falta de medicinas

El presidente del Colegio de Médicos en Anzoátegui explicó que la calidad y el tiempo de vida de pacientes con diabetes está en riesgo por ausencia de fármacos

Hay quienes recorren los estados en busca de medicamentos para atender sus patologías 

Emely Arenas / Zobeida Salazar / Argel Fernández / Fotos: Daniel Olivares

Barcelona.- “Me voy para mantener viva a mi mamá”. Así comenzó sus declaraciones William Osorio, quien tomó la  decisión de irse del país para residenciarse en  Chile.    

El hombre, quien trabajó durante más  de ocho años en el área de las comunicaciones, relató que la escasez de medicinas da  pocas esperanzas para su madre,  la  señora María Eloína, quien  padece de diabetes desde hace cinco años.    

Como consecuencia de la enfermedad, a la mujer,  de 71 años,  le han sobrevenido tres ACV  (Accidente Cerebrovascular), en menos de 12 meses. 

El último, según explicó su hijo, fue consecuencia  de  más de 15 días sin haber tomado  los fármacos  que le controlan la glicemia y le oxigenan el cerebro.

Osorio ha recorrido el país en busca de las pastillas que los especialistas le han indicado. 

Caracas, Carúpano y Maracay han sido algunos de los estados a los que se ha tenido que movilizar para tratar de hallar   Metformina, Gabapectina y  Somazina, principales  fórmulas  del tratamiento.    
 
Otra de las alternativas  con las que, hasta hace poco, pudo solventar  fue trayéndolos  desde el extranjero. 

Según contó, una de sus hijas, residenciada en Chile, le enviaba   parte de los medicamentos   con  amistades.  
Sin embargo, las fuertes restricciones en los terminales aéreos de  Venezuela, cada día hacen más difícil recurrir a esta alternativa.  Por ello tomó la decisión de marcharse.

“Me tengo que ir antes de que se  termine la poca medicina que  le queda a mi mamá. De lo contrario se me muere”, señaló con pesar y   reiterando que  se ha visto en la necesidad   de desprenderse de su país para darles  mejor vida a sus padres.  

El presidente del Colegio de Médicos del estado Anzoátegui, Arquímedes Velásquez, comentó que en similar  situación están  todos los pacientes diabéticos en el país, sólo que, en su mayoría, no tienen la posibilidad  de mudarse  a otra nación. 

Explicó que en la entidad  no se consiguen hipoglucemiantes, que son las drogas necesarias para  estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. 

 Según refirió  el especialista, los enfermos han tenido que  cambiar el tratamiento y comprar lo poco que encuentran en las farmacias,  lo que en muchos casos no  resulta la  mejor opción. En el mercado tampoco se consigue  insulina. 

Además, la  diabetes, indicó  Velásquez, es una enfermedad en la que  la alimentación es básica para tener calidad y larga  vida. Sin embargo, la escasez de rubros  ha impedido  que los pacientes  tengan  una dieta adecuada.    

Señaló que  durante el último año, la ausencia de fármacos y alimentos ha  incrementado en 60% las complicaciones de esta patología. 

 “En las consultas cada vez  es más frecuente recibir a  diabéticos presentando enfermedades arteriales”.
Algunos pacientes empezaron a padecer afecciones  renales y otras complicaciones. 

Josefa Ramírez también sufre  de diabetes y es atendida en el Centro de Diagnósticos Integral (CDI) de Campo Oficina de El Tigre. La mujer aseguró  que la escasez de medicamentos para tratar ese padecimiento   llegó a  98%. Dijo que el producto que menos se consigue es el Glucofage.
Explicó  que aunque  reciben ayuda en los CDI y en la Unidad de Diabéticos de  Puerto La Cruz, a veces el proceso falla y se les dificulta  hallar  los fármacos.   “Mis familiares han tenido que enviarme las medicinas desde Caracas y Nueva Esparta”. 

Más caro    

El técnico en Administración José Bello, de 45 años, labora en una empresa en Anaco. Contó  que a los 30 años le diagnosticaron  diabetes tipo 1, la cual desarrolló por herencia familiar,  aunque también cree que es por su sobrepeso.    

Indicó que desde que se  inició el año ha aumentado  su angustia debido a que se acentuó la escasez del medicamento que consume, glitazonas o tiazolinedionas en pastillas.    

Señaló que antes viajaba a Caracas para conseguir el tratamiento, “pues en este municipio brilla por su ausencia”. 
Se iba en carrito por puesto, pero decidió no hacerlo más porque el pasaje subió a Bs 14 mil, ida y vuelta. “Me sale más caro que el medicamento”.

Contó que tuvo  la oportunidad de inscribirse en el Club de Diabéticos del hospital Jesús Ángulo Rivas de Anaco, donde le suministran la insulina de forma gratuita y “por eso hasta ahora mi salud no se ha complicado. Los médicos que ahí laboran son muy generosos y hacen todo lo posible por conseguir la medicina para nosotros”. 
   
 En 17 años que lleva padeciendo  de diabetes tipo I es la primera vez que Manuel Urrutia se preocupa tanto por el tratamiento, debido a la falta  de los análogos de la insulina.   Comentó que, con suerte, consigue las drogas para controlar los niveles de glicemia sólo dos farmacias de El Tigre. 

Refirió que por la escasez y la crisis no puede mantener la dieta  de comer ocho veces al día,  como se lo recomendó su médico tratante, para tener mejor calidad de vida y menos complicaciones.

Tratamiento    

La promotora del programa Buen Vivir para el Diabético de la clínica Nazaret de Puerto La Cruz, Tamara Pérez, dijo que en la Unidad es atendido  un promedio de 30 a 40 personas al día.    

En el estado Anzoátegui hay tres unidades donde son asistidos  pacientes con pie diabético. En el CDI  de  Mesones de  Barcelona, en el  de Campo Ofician de El Tigre y en la clínica municipal  Jesús de Nazareth  de  Puerto La Cruz. Esta  última es la única que cuenta con un médico especialista.    

El Espro-Nepider es una solución, de origen cubano, patentada en Venezuela,  en forma de ampolla. Es infiltrada en la lesión que presenta el paciente. Sólo en  agosto se aplicaron  1.326 dosis, según informó la farmacéutica encargada del programa de salud de pie diabético, Katiuska Almeida.    

El año pasado,  70% de los tratados por  pie diabético ameritaron  alguna amputación. Esa cifra se ha elevado sólo 1%,  según explicó la promotora del programa Buen Vivir para el Diabético de  la clínica Nazareth.      
   
Josefa Ramírez, paciente diabético de El Tigre, solicitó que sea reactivado el sistema de climatización  del CDI de Campo Mata, pues aseguró que el proceso para las curaciones se ve afectado por la falta de aires acondicionados.    

Atención  gratuita    
La promotora del programa Buen Vivir para el Diabético en la clínica Nazareth de Puerto La Cruz, Tamara Pérez Rojas, aseguró que no han tenido problemas  con  la dotación de  medicamentos para pacientes con pie diabético. Informó  que la dirección de Salud Pública les asigna los insumos a los  inscritos en la organización. Actualmente  les están aplicando un fármaco  cubano que ha sido patentado en Venezuela bajo el nombre de Espro-Nepider y que, según explicó, ha logrado disminuir el número de amputaciones.

50% en el estado han subido las incidencias de la diabetes, según explicó la farmacéutica encargada del programa de salud de Pie Diabético, Katiuska Almeida. La funcionaria indicó que la cifra es tomada del registro de salida del producto Espro-Nepider. Dijo que la demanda durante el último año ha aumentado  considerablemente.

Paralizado
La diputada suplente a la Asamblea Nacional. Oneida Guaipe, denun- ció  que los  pacientes de Nefrología cada día tienen menos vías para acceder a los tratamientos con diálisis. Sostuvo que desde hace un año se encuentra paralizada la Unidad de Nefrología del hospital general de El Tigre, mientras que la del Luis Razetti de Barcelona trabaja a medias

http://eltiempo.com.ve/locales/barcelona/crisis/complicacion-en-diabeticos-subio-60-por-falta-de-medicinas/228632