Exhortan a evitar la dermatitis por contacto en playas y piscinas

Las temporadas de vacaciones y los tiempos libres hacen más propensos a los niños a las dermatitis por contacto, debido a la visita a las playas, piscinas y zonas rurales. 

Amílcar Moya afirmó que es importante el contacto con la naturaleza, siempre y cuando se tomen las medidas necesarias ante los agentes que pueden ser nocivos para la salud. 
El dermatólogo explicó que uno de esos agentes es el sol, que puede producir lesiones inmediatas como quemaduras solares, manchas y tumores a futuro, por lo que exhortó a no exponer a los pequeños a sitios abiertos por mucho tiempo. 
“También los ponen en contacto con la playa y el agua donde podemos encontrar agentes vivos o químicos que producen dermatitis por contacto. Uno de los más importantes son las aguamalas que causan quemaduras que pueden ser muy fuertes”. 
Indicó que en las piscinas con exceso de cloro igualmente se genera el mismo tipo de dermatitis, además de las otitis por los lanzamientos bruscos al agua. 
“Cuando están en el campo encuentran insectos como garrapatas, ortiga (guaritoto), tienen contacto con algunas espinas o especies vegetales que también pueden originar lesiones en los niños”. 
Recomendaciones 
Moya recomienda varios aspectos al momento de visitar alguno de esos espacios en zafras vacacionales. En primer lugar exhorta a utilizar buenos protectores solares en caso de ir a la playa. 
“Una franela manga larga podría proteger un poco más a los menores para que jueguen tranquilamente y se bañen”. 
Invita además a los padres a observar bien el lugar para detectar la presencia de algunas especies marinas que puedan ocasionar daños en la piel. 
En segundo lugar, en caso de estadía en campos, el dermatólogo pide a los mayores la identificación de plantas o reptiles que puedan tener contacto con los niños y causarles problemas. 
“Es una época muy bonita porque son las vacaciones, pero tenemos que proteger de cualquier eventualidad a nuestros hijos y a nosotros mismos como adultos”. 
En las piscinas también cree importante conversar con sus dueños o responsables para conocer el proceso de cloración: tiempo y cantidad aplicada. “Cuando se aplica el cloro es preciso que se deje por lo menos un día para que ese gas se evapore y pueda estar apta al siguiente día para el uso de las personas”. 

Casos 
La presencia de sustancias químicas, ante la escasez de productos, también ha hecho común la dermatitis por contacto en las consultas de Amílcar Moya. Tanto en esta época de vacaciones como en meses anteriores las personas alegan el uso de productos artesanales que les causan daños. 
“El PH de esos artículos no está bien balanceado y ocasionan las lesiones”, señaló el especialista. 

Indicó que el ataque del ácaro Sarcoptes Scabiei, que produce la escabiosis (sarna), también representa un alto porcentaje en las consultas. Al menos el 45% de los pacientes que atiende diariamente han tenido contacto con este parásito. Ante ello recomienda un aseo personal adecuado, limpieza de ropa, muebles y colchones para disminuir su presencia. 

http://www.mundo-oriental.com.ve/site/det.aspx?id=54094