• Quiero seguir cantando hasta que el cuerpo aguante
  • El Tigre es mi pueblo y Venezuela mi patria

Guanipa Noticias (Alexis Caroles).- María, o Maruja, Fernández Pérez de Atías nació en Villanueva de La Serena, La Extramadura (España), el 29 de febrero de 1940, pero ama a El Tigre como el que más, y también a Venezuela.

El Tigre es mi pueblo y Venezuela mi patria. Nos dijo hace un par de años durante un encuentro dominical en Terrazas del Garden, junto a su gran amiga, María Velandria de Mazzuco.

Hija de Don José Fernández López, un emblemático zapatero y músico de su pueblo quien fuera por muchos años el director de la Orquesta Sinfónica de la Extremadura, y de Doña Manuela Pérez de Villar, modista y profesora de música, también de esa región de España, y sus hermanos Ramón, Manolo, Paco, José, Antonio y Josefa (Pepa).

Maruja, como le llaman sus familiares y amigos, desde pequeña, se vino a Venezuela en 1958 y poco después casó con el tigrense David Atías Ricoveri, en Santa María de Ipire, y unos años después, inclusive ya habían nacido sus 3 hijos David, Damelis e Iván, nos  casamos por la iglesia, como debía ser, en Ciudad Bolívar.

Ocurre, nos comentó Maruja, que ella y David Atías Ricoveri, quien era muchos años mayor que ella, se conocieron en Madrid cuando ella, cumplidos ya los 18 años, trabajaba en la sección de perfumería de Galerías Preciados, al mismo tiempo que estudiaba, y él, David, se encontraba de visita a un hermano quien hacía un postgrado en medicina en la capital española. Debajo de Galerías Preciados funcionaba una cancha de bowling y allí nos conocimos.

En principio mis papas, quienes se habían enterado de nuestro noviazgo por un amigo del pueblo, no estuvieron de acuerdo, y cuando David regresó a Venezuela, me vine a este país para casarme con él.

Después del matrimonio por civil nos establecimos en su finca, compramos una casa en la primera carrera de El Tigre y nos establecimos aquí.

Las raíces de David por su padre eran libanesa y corsa, establecida por muchos años en Ciudad Bolívar, pero con muchísimos años entre Atapirire y Múcura, donde estaban las de su mamá. Él había nacido en 1912 y falleció en 1973.

Varios años después Maruja decidió unir su vida a la de Tony Notarangello, un italiano quien llevaba muchos años en El Tigre y tenía establecida una empresa de reparación de motores eléctricos en la primera carrera, frente al Banco Caroní. Por 28 años estuvieron juntos hasta 20 después cuando él falleció.

Maruja la artista

Al lado de Tony Maruja comenzó a cultivar una de sus grandes pasiones: La música. Desde muy pequeña fue el calor de la familia. Su madre, que era modista y daba clases de guitarra y su papá zapatero y músico, tocaba el bombardino y era director de la Orquesta Sinfónica de La Extramadura.

Teníamos amigos que eran gitanos y bailaban flamenco y en las fiestas de la familia me ponían a bailar.

Aquí en El Tigre, al comienzo del Centro Cultural Español (diagonal al Grupo Trujillo), cantaba flamenco en las festividades. También en el Capri de Félix Ciccolini. Pero no fue hasta unir mi vida a Tony cuando asumí el canto y cultivar las canciones de Rocío Ducal, pues desde sus comienzos sentí una admiración por esa gran artista.

Todo comenzó en una fiesta que Tony dedicó a sus trabajadores para navidad, con la actuación del mariachi “Las Estrellitas” de Puerto La Cruz y canté con ellos y se repitió varios otras actuaciones durante los años 1984 y 1985 en “Noches de boleros” y hasta que ese mismo año grabé mi primer disco y vinieron contratos en escenarios de Caracas (Sabana Grande), Puerto La Cruz, Guárico (Casa de Italia), Puerto Ordaz, Cumaná y Maturín.

El Guaicaipuro de Oro figura entre los innumerables reconocimientos que  recibió, aunado a su actuación alternando con más de un centenar de artistas de reconocida trayectoria nacional e internacional.

Su encuentro con Rocía Ducal

Pero Maruja suma a sus premios la visita a su casa de Rocío Durcal cuando en el año 1992 la gran estrella realizó una gira por Venezuela que incluyó su actuación en el Centro Cultural Español. Luego de su presentación su representante, María Gómez, nos llevó donde ella y de nuestra conversación le hice una invitación a mi casa aquí en El Tigre que atendió gustosamente luego de un gran abrazo. Y dos años después vino de nuevo a Venezuela para actuar en el hotel Meliá de Puerto La Cruz, donde le regalé un disco.

Maruja, además de su vida artística, también ha dedicado su vida al servicio social.

Cuando sus hijos David, Damelis e Ivan ya estaban grandes, hizo un curso de enfermería y prestó sus servicios gratuitos por más de 10 años en el hospital General de El Tigre, así como también al lado del consultorio odontológico del Dr. Atilio Mazzarri.

Todavía actúa para ocasiones especiales, casi siempre, para los amantes de la inolvidable Roció Durcal, apuntó.

¿Hasta cuándo te gustaría cantar?

Me gustaría cantar hasta que mi cuerpo aguante.

Maruja Fernández Pérez ha sido en El Tigre fundadora del Centro Cultural Español y de las Hermanas Marianas como contribuyente, entre otras instituciones y/o organizaciones sociales, y es una tigrense de innumerables amistades que no solo la admiran por su consagrada trayectoria artística, sino también por su elevada condición humana.

==================================================== 

Nota: Esta entrevista estaba reservada para publicar en la sección de Especiales del portal La Mesa de Guanipa Noticias “En Viernes” del 1º de marzo del 2019 cuando se registrara el cumpleaños 79 de la querida artista tigrense Maruja Fernández, pero dada su infausta desaparición física, este 22 de diciembre por la noche, decidimos publicar como un homenaje a su memoria.  Vuela alto Marujita y tu encuentro seguro con tu admirada Rocío Durcal.

=====================================================

Leyenda de fotos:

1.- Maruja Fernández en una de sus actuaciones en reuniones familiares. La gráfica corresponde, hace 5 años, en la casa de los esposos Dumas Campos Navarro y Nieves Arcia de Campos, con el acompañamiento de los destacados músicos Denys Bolívar y Pedro (culebra) Tovar.

2.- Junto a las damas antañonas tigrenses, solo una parte de las innumerables amistades que lloran su partida.

 =====================================================

Sus restos están siendo velados en Funerario El Amparo en la avenida Francisco de Miranda de El Tigre y recibirán cristiana sepultura mañana lunes 24 de diciembre a las 9 de la mañana en el cementerio Jardines de Guanipa. Nuestras mas sentidas palabras de pesar a sus hijos David, Damnelis e Ivan Atías Fernández.

===========================================================