El Tigre. Son tantas las enfermedades que ha generado la permanencia del chavismo en el poder, que no resulta raro que dirigentes políticos que yo presumía serios, sean actualmente unos mentirosos compulsivos, y peor aún, unos tira piedras de oficio que responden sólo a sus intereses personales y a los de sus más connotados compinches, como es el caso de Edgard Rodríguez, presidente del MÁS en El Tigre, quien ataca a la gestión de Ernesto Raydan y para ello se coloca al lado del régimen, que como sabemos torpedea al alcalde de Simón Rodríguez utilizando a desgastadas figuras de la política local, cuyos prontuarios producirían la envidia de los peores corruptos de la dictadura, así lo afirmó el concejal Jorge Márquez, quien además es dirigente de Copei.

Resulta más que un atrevimiento y casi que una deslealtad que hayamos visto declaraciones destempladas del dirigente del MÁS en El Tigre, Edgard Rodríguez, quien destilando todo el odio que es capaz de acumular un resentido, se espepitó en insultos contra el alcalde del municipio Simón Rodríguez, olvidando que Raydán fue electo con votos de la oposición de la que el forma parte, y de la cual fue candidato a concejal en diciembre pasado, justamente con el apoyo del alcalde de El Tigre, a quien acompañó por todos los rincones de la ciudad, vendiendo las bondades de quienes éramos candidatos a concejales de la unidad, incluido él, y otros candidatos del MAS. -Afirmar, como lo hizo Edgard Rodríguez, que Ernesto Raydán “sólo necesita un año para destruir por completo a El Tigre”, además de un insulto es una estupidez, pues sólo a una mente en permanente retroceso se le ocurre decir semejante bestialidad. Edgard Rodríguez está padeciendo de muchas enfermedades contraídas durante su permanencia en el chavismo, por lo que hoy se muestra más anárquico que nunca, con una mentalidad que se debate entre posturas insultantes, de efectos regresivos y una irresponsabilidad que lo retrata como un gran malagradecido. Por eso estamos como estamos, precisó Jorge Márquez, por obra y gracia de dirigentes como Edgard Rodríguez, quien no termina de asimilar que las pésimas políticas públicas implementadas por el chavismomadurismo, han propiciado la crisis brutal que hoy estamos padeciendo, expresada en el deterioro sostenido de los indicadores sociales del país y en el desmejoramiento progresivo de las condiciones de vida de los venezolanos, situación hoy más que obvia cuando estamos en medio de la hambruna más espantosa y la carencia de medicamentos que retrata una crisis humanitaria que atenta contra la vida de la población más vulnerable como es el caso de niños, enfermos y ancianos. Yo puedo entender que el presidente del MÁS, cumpliendo órdenes de su nuevo jefe partidista, el nefasto y peligroso Ernesto Paraqueima lo obligue a desmarcarse de la gestión de Ernesto Raydán porque eso le conviene a los planes políticos de su mentor, pero lo que Edgard Rodríguez no sabe es que esta escoria neomasista, en el momento que no le sea útil, lo pondrá de lado y lo acuchillará por la espalda como ha hecho con una larga lista de sus más fervientes colaboradores y compañeros de pandilla, concluyó el edil Jorge Márquez.