EL TIGRE. El aumento del monóxido por combustión de motores de vehículos en mal estado aumenta el número de enfermedades respiratoria en la zona sur del estado Anzoátegui.

Así lo informó el médico alergólogo Simón Kahir, quien dijo que en los últimos meses se han presentado muchos más casos de enfermedades como broncoespamos, neumonías, bronquitis, asma y alergias,  lo que atribuye a la polución vehicular en las calles y avenidas. “Ya no es el carro simplemente con el tubo de escape malo. Ahora es el carro o motocicleta con el tubo de escape malo, con el motor destrozado, con aceite requetequemado, bujías malas y que sin embargo ruedan, pero a su paso van dejando una densa estela de humo que el transeúnte o usuario, sin querer, se traga o respira, generándole consecuencias para su salud”.

Señala que eso es algo así semejante al fumador pasivo. “No te fumas el cigarrillo, pero absorbes todo el humo que bota tu vecino a exhalar”.

Según el galeno, esto conlleva a otras situaciones endémicas, hace que enfermedades como la gripe común y las complicaciones respiratorias o afecciones de la garganta sean más resistentes a los tratamientos, porque consiguen agentes en el ambiente que las favorecen.

“Cada vez que circula un vehículo, dejando su estela de humo, es un agente contaminante del aire y por supuesto un factor negativo para la salud”, dijo.

En los últimos meses, debido a lo costoso de los repuestos de vehículos, el mantenimiento de los motores y del aceite para motores y cajas hidromáticas, ha aumentado el número de vehículos que contaminan con el smog el ambiente. En muchos casos, los propietarios de los vehículos reciclan el aceite de motor usado y lo usan nuevamente, despidiendo altos niveles de monóxido los vehículos, lo que indudablemente afecta la salud de las personas que se expongan  a esta contaminación.     

Fuente: M.O  /Foto: Cortesía.

http://www.mundo-oriental.com.ve/det.aspx?id=86315