EL TIGRE.  Rafael “alito” Yánez, presidente de la Liga del Fútbol de Simón Rodríguez, Lifutsir, denunció que a raíz de un desencuentro con el acalde de la ciudad de El Tigre en un intercambio deportivo desarrollado el pasado 30 de septiembre en el sector Los Chaguaramos durante una jornada integral de la municipalidad, hoy varios clubes de balompié podrían verse afectados por presuntas represalias que se accionarían desde Imdresir contra la liga.
Yánez explicó que en dicha actividad, un representante de un jugador del equipo Maniseros de El Tigre le hizo un reclamo al alcalde, hecho que no le agradó al mandatario municipal. Eso, según el directivo de Lifutsir, trajo como consecuencia, su despido como entrenador integral y coordinador de fútbol campo del municipio en Imdresir, el día 2 de octubre. “Ese día el representante lo que dijo fue que el deporte estaba en abandono y que no era justo que se apareciera (el alcalde) sólo a sacarse fotos sin siquiera aportar para los torneos. Después de la discusión, el alcalde dijo que iban a rodar cabezas. Dijo que a ese equipo, Maniseros, y al señor, no los quería ver más en las actividades deportivas”.
Yánez indicó en la liga están afiliados varios clubes de fútbol menor, con niños desde la categoría Sub 6 hasta jóvenes de la Sub 18, lo que le causa preocupación en caso de cumplirse las amenazas que asegura haber recibido en contra de la organización que preside. Igualmente, recordó que Maniseros de El Tigre tiene 150 niños que serían injustamente afectados por la intolerancia.
“Yo lo que quiero evitar es un sabotaje al trabajo deportivo que vengo desarrollando durante años en la ciudad. Asimismo, quiero hacer público que cualquier cosa que me pase tanto personal como profesionalmente, detrás está como responsable el señor Julián fuentes, encargado actual de Imdresir”, agregó Yánez.

http://www.mundo-oriental.com.ve/site/det.aspx?id=76669