——————————————

Equipo de Redacción y Opinión de www.lamesadeguanipa.com.ve y la Agencia de Noticias Guanipa Noticias / DIRECTOR: Alexis Caroles G. (CNP 2083) / COORDINACIÓN GENERAL: Juan Manuel Muñoz (Moriche)

Para colaboraciones y/o sugerencias dirigirse a guanipanoticias2@gmail.com

——————————————

Denuncian simulación de hecho punible en el caso de Alberto AcostaALBERTO ACOSTA

Uno que se ha pasado la vida reconociendo los méritos de nuestros mayores y más aún cuando se trata de hombres y mujeres que honramos como reservas morales de la comunidad, no me imaginaba honrando con el calificativo de reserva moral de la Mesa de Guanipa y de Venezuela, a un muchacho, a un carajito, a un joven como Alberto Acosta, con la urgencia de los tiempos que corren, como la reserva moral necesaria y paradigma de la juventud demócrata de estos días de sombras y extensos nubarrones por los que atraviesa la Patria del Libertador Simón Bolívar. Días atrás, una o dos semanas a lo sumo, Alexis Caroles en medio del paladear de un sabroso café preparado por la virginal Carolina en la panadería Miami, me manifestaba su admiración por Alberto Acosta y me lo describía como un joven inteligente, valiente y conciliador, un hombre generoso y solidario y al mismo tiempo, arrojado en las acciones de defensa de las libertades democráticas, sin caer en la exageración del acto suicida y mucho menos en la vanalidad de andar cazando una fotografía para ser protagonista de una marcha, un plantón o una actividad relacionada con el cumplimiento del sagrado deber de defender los valores esenciales de la libertad y la democracia. Ese es el Alberto Acosta que yo conocía, el impetuoso en el trabajo organizativo de la juventud de Primero Justicia, el bregador en las contiendas de calle, pacifista y conciliador, insisto, pero además un joven formado con evidentes valores familiares que lo acreditan como un hombre de bien que tiene arraigados principios sólidos de ética política y comportamiento ciudadano. Por eso cuando nos lo presentan como si fuera una suerte de paramilitar en cuya residencia le encuentran material bélico y prendas militares, no puedo menos que pensar que más que un montaje o una siembra de evidencias, lo que hicieron fue una estupidez. Quien puede pensar o en que cabeza o cerebro puede instalarse la idea de que Alberto Acosta es responsable de los delitos que se le quieren endilgar, cuando es vox populi que ese muchacho es un pacifista o como me dijera un habitante de Pueblo Nuevo Norte: “moriche, ese muchacho es incapaz de matar una mosca, para que ahora nos lo quieran vender como un terrorista”. Confieso que en ese mismo tenor he oído testimonios de muchísimas personas, ligadas o no al ámbito político, que conocen la trayectoria de Alberto y lo consideran una víctima de la intolerancia de un régimen que te condena por el simple hecho de pensar diferente o de manifestarte en contra de los abusos cometidos por los cuerpos policiales represivos de esta dictadura comunista militarista que odia a la juventud venezolana. Cómo es posible que la humanidad de Alberto Acosta haya ido a parar al centro penitenciario de La Pica, de ingrata recordación por los presos políticos del pasado y que hoy desempolva la tiranía castro comunista para inocular miedo y causar pánico en un segmento de la población que no se amilana ante la intromisión de los esbirros cubanos, artífices de cuánta patraña se inventa contra los jóvenes estudiantes universitarios venezolanos. Alberto no es la excepción. Alberto es una víctima más de unos trasnochados que quieren imponer a la cañona o a la brava una extensión de la holocáustica dictadura cubana en territorio venezolano en el afán de perpetuarse en el poder y en el deseo de cumplir con el sueño de Fidel Castro de espolvorear su dictadura de hambre, miseria y muerte por América Latina. Me resisto a creer, como lo hacen los habitantes de El Tigre, que un joven de sanos principios, que se quitaba la indumentaria ciudadana para convertirse en un artista de la solidaridad, que se maquillaba para asumir el papel de del Dr. Yaso y llevarle alegrías a los niños enfermos del hospital o que se rebanaba el alma para llevar juguetes a los niños de las barriadas de El Tigre, de golpe y porrazo, nos lo quieran presentar como un paramilitar. Coño, eso no se lo creen ni ellos mismos. Un alma noble como la de Alberto Acosta no anda causando zozobra, porque su misión es fomentar la paz, el amor y la esperanza. Alberto anda ahorita mismo por la Avenida Francisco de Miranda, al paso lento del joven preocupado por el destino de la Patria, al trote de sus ímpetus juveniles que no claudican ante el empuje inquisitorial del esbirraje verde oliva, ese que cumple órdenes de los agentes de la barbarie, porque Alberto Acosta hoy está multiplicado en varios, muchísimos miles de jóvenes tigrenses que aman la libertad y están dispuestos a hollar las mismas calles, los mismos caminos y los mismos senderos que holló Alberto Acosta pregonando la buena nueva de un luminoso despertar en El Tigre, en la Mesa de Guanipa y en Venezuela. ¡¡¡Exigimos la libertad de Alberto!!! Juan Manuel Muñoz Moriche  /  @Capuringa

Resultado de imagen para qué es plebiscito en VenezuelaQUÉ ES PLEBISCITO:

Un plebiscito es una consulta popular en la que se convoca al pueblo para que emita su opinión sobre determinadas decisiones de tipo político o jurídico en un proceso electoral.

Los plebiscitos son mecanismos de participación ciudadana, propios de la democracia, activados por los poderes públicos para que el pueblo tenga la posibilidad de expresar su acuerdo o desacuerdo con determinada cuestión legal o jurídica, o con alguna medida de gobierno.

Por lo general, los plebiscitos someten a la consideración del electorado una o varias preguntas, a las cuales se puede responder de manera simple, con un sí o un no. En este sentido, la opción ganadora será la que obtenga la mayoría absoluta de votos.

La finalidad del plebiscito, como tal, es la legitimación política de la medida o resolución que se adoptará a partir de los resultados de la consulta popular.

La palabra plebiscito, como tal, proviene del latín plebiscītum, y se compone de las raíces latinas plebis, que traduce ‘de la plebe’, y scitum, que significa ‘decreto’, es decir, decreto o ley de la plebe.

Plebiscito y referendo

El referendo o referéndum es un mecanismo de participación ciudadana mediante el cual el pueblo puede aprobar o rechazar una ley o acto administrativo a través del sufragio. El plebiscito, en cambio, supone una consulta para someter a consideración del pueblo determinadas acciones o resoluciones de particular importancia, antes de su ejecución. En este sentido, mientras el referendo otorga al cuerpo electoral la capacidad de decidir sobre un acto normativo, el plebiscito es, fundamentalmente, un mecanismo para conocer su opinión sobre un asunto.

——————————————

AGRICULTURA NUESTRA: MÁS DEL 70 POR CIENTO DE LA MIEL QUE SE PRODUCE EN EL PAÍS PROVIENE DE LA MESA DE GUANIPAAGRICULTURA: MÁS DEL 70 POR CIENTO DE LA MIEL QUE SE PRODUCE EN EL PAÍS PROVIENE DE LA MESA DE GUANIPA

 ——————————————

SALUD ENVOLTURA DE MIEL: ELIMINA LA TOS Y FLEMAS DE LOS PULMONES

——————————————

PERSONAJE / REMO SANTILLI

Don Remo era un empresario tigrense que a base de trabajo, constancia y emprendimiento fue ascendiendo poco a poco desde 1952 cuando llegó a estas tierras. Había nacido en Vitoritto, un pueblo pequeño de la provincia de Aquila, al sur de Italia, el 6 de febrero de 1929. Con 22 años, cargado de sueños, luego de terminada la II Guerra Mundial, emprendió viaje hacia Venezuela por las posibilidades que este pais le brindó a los emigrantes europeos afectados por la guerra. En Caracas se le presentó la oportunidad de venir a instalar, como técnico electricista que era, la acometida en la fuente luminosa de Ciudad Bolivar, pero en el viaje se accidentó el bus y tuvo que regresar a la capital. Poco después paisanos suyos quienes tenían el contrato de terminación del Hotel Tamanaco aquí en El Tigre, le ofrecieren alojamiento permanente a cambio de que el concluyera la acometida eléctrica de ese edificio convertido en mas de 50 años en emblemático de la ciudad. Con el tiempo Remo ya era conocido por su excelente trabajo como electricista y era contratado para las más importantes construcciones de la zona: casas, edificios, galpones, etc. Aquí en El Tigre casó con Giuliana Corvillani con quien procreó a Gianfranca, Antonio y Roberto, quienes aquí se educaron y formaron honorables familias tigrenses. Don Remo invirtió en El Tigre todos sus recursos obtenidos a punta de tenacidad, constancia y visión de futuro. Su primera empresa fue una bloquera, La Ponedora, y luego vinieron otras diseminadas en las áreas de la construcción, transporte, hotelera e inmuebles comerciales, que han contribuido al desarrollo de la ciudad. Pero tambien Don Remo dio elevadas demostraciones de inversión social empresarial y contribución a instituciones y organizaciones sociales de la ciudad, siendo un ejemplo para el sector empresarial de la zona. Hace escasos días falleció en esta ciudad dejando en sus familiares un legado por su ejemplar papel como ciudadano, que aunque venido de Italia, quiso a El Tigre como si hubiera nacido aquí. .

——————————————


TIGRENSES QUE NOS DEJAN / ENRIQUE FERMIN, CESAR QUIJADA Y LUIS BRITOTIGRENSES QUE NOS DEJAN
/ ENRIQUE FERMIN, CESAR QUIJADA Y LUIS BRITO

Tres amigos y vecinos en el sector norte de El Tigre nos han dejado en igual número y secuencia de días. Primero fue CESAR QUIJADA, luego ENRIQUE FERMÍN y al día siguiente LUIS BRITO, el jueves.

A Cesar le conocíamos desde la infancia, pues para 1953 cuando llegamos a vivir a la 2da carrera norte ya él residía con sus padres en la tercera carrera norte. A finales de los 60 se graduó de bachiller en el liceo Briceño Méndez y a mediados de los 70 ya era ingeniero mecánico egresado de la UDO – Puerto La Cruz. Ingreso a la empresa Meneven, otrora filial de Pdvsa, e hizo carrera en la industria petrolera por mas de 30 años. Fue docente universitario e instructor de nuevas generaciones de ingenieros y técnicos de la industria.

A Enrique le conocíamos hace más de 40 años desde su residencia familiar en la 4ta carrera norte. Por muchos años trabajó en la empresa Lipesa. Estaba casado con Jackeline Montoya y son sus hijos Maria José y Rodolfo Fermín, Joselyn y Angie Montoya y Bárbara Rojas.

Luis era todo un personaje. Jubilado de la industria petrolera donde trabajó más de muchos años en San Tomé la mayoría de los cuales en el comisariato. Había nacido en Ciudad Bolívar y contaba con 78 años de edad. Desde muy joven se vino a El Tigre en busca de mejores horizontes. Aquí caso Emile y tuvieron 6 hijos: Emile, Fanny, Julio César, Mehisis, Ney y Zury Cristina quienes les han dado 6 nietos. Hace cuestión de meses comenzó a sentir los rigores de afecciones en su salud, pero recuperado diariamente transitaba las inmediaciones de su residencia en la 2da carrera norte, a una cuadra del mercado de pueblo nuevo, y compartía la cotidianidad entre amigos con la sencillez y el humor que le caracterizaba.

Todos ellos tuvieron una muerte natural impulsada por afecciones en la salud en medio de serios avatares en estos tiempos difíciles en el país.

A sus familiares nuestra pena en esta hora y sobre ellos quedará por siempre el recuerdo de sus ejemplares vidas y de tigrenses excepcionales. Paz a sus restos

 

====================

Para colaboraciones y/o sugerencias dirigirse a guanipanoticias2@gmail.com