NELSON ESPAÑA

Lo merecen como una segunda oportunidad, pero pongan un poco de su parte “tengan fundamento” que les dé la oportunidad de reivindicarse, porque la verdad es que en sus años mozos hicieron todo lo posible…y hasta lo imposible por no GANARSE EL CIELO para cuando llegue su momento, acuérdense que hoy somos puro triglicéridos canas y colesterol. A quien se va a acudir como palanca como para ser miembro titular del cielo, a ALVARITO y su influencia que tuvo en la iglesia de la parroquia para que los ayude con ALGUIEN en el cielo. No, no vendrá la ayuda, y no vendrá porque se portaron mal, hablaron mal del prójimo, metieron zancadillas y mintieron… hombres de poca fe.(y también mujeres de fe deficiente, porque tenemos que mencionar a las socorolas, a Lali y a Yadira, amén de laPelúa) Yo asumo la autocritica, mis imperfecciones se remitieron a pequeños detalles, uno que otro “embustico” por aquí y uno que otro “embustico” por allá. Con Alvarito no se puede contar aquí en la tierra para esos propósitos de santificarse ahora porque a Alvarito no le hicimos el bien. O acaso les cuesta recordar que esta criatura que en la práctica fue el PAPA de San Tomé (algo así como ALVARITO VI) se cayó ante todos nosotros, estoy hablando de 19 personas que jugaban caimanera en el patio de la escuela específicamente en la 600,donde queda hoy un auditorio, 19 personas que no hicieron nada por levantarlo cuando Alvarito necesitaba levantarse, pero primero necesitaba quitarse la bicicleta de encima, 18 personas o no te acuerdas Negro Mosqueda que tú estabas allí, eras el segunda base y no ayudaste a Alvarito que era el mejor panita de DIOS en el campo, ni por eso lo ayudo Geño Rosas, ningún Galdona le metió la mano a esa criatura, tampoco lo hizo Pedro Rosas, ni Maro Aguirre, ni Luis, su hermano tampoco, no lo ayudo Dalmiro Romero, Alexis Arriechi se hizo el loco, y Richard Rodríguez y Turú Pulgar hicieron lo mismo, o sea hacerse el loco lo que les resultaba fácil, el difunto Boris volteo la vista hacia otro lado, Pipo Mata que estaba cerquita de la bicicleta siniestrada y del monaguillo accidentado, como era de esperarse tampoco hizo nada, ni Mañú, ni el Gordo Sotillo, ni pupú Sandoval, tampoco Chicho, nadie lo ayudo…sólo yo me acerque al lugar de los hechos, no para ayudar, sino por “privancía” y me acerque porque era el único que estaba en banca y ya frente a Alvarito (en verdad yo no tenía a nadie al frente, porque Alvarito estaba abajo diciéndome ayúdameee, ayúdameeee, y yo, yo viéndolo con la rodilla “pelá” enredado con el MANUBRIO simplemente le dije a Alvarito…”que…, ¿te caíste?” y Alvarito, en un “atentado contra el cielo” poniéndose rojo en los cachetes me dijo, con una finita voz metálica -“coño e tu madre, no ves que estoy en el suelo” – y como que le dolió más las palabras mías que siguieron a la suya, “si, por eso es que te pregunto”´´, Alvarito termino levantándose el sólo, quizá con la fuerza de DIOS. Nadie lo ayudo, yo lo “medio ayudé” ó por lo menos estuve allí, más cerca que los otros zurriagos (Chenta Mata dixit) Entonces que van a reclamar ustedes, la salvación eterna, que salvación eterna, ni que ocho cuartos, sino ayudaron a Alvarito, un hombre de la iglesia. Como puede merecer perdón, por ejemplo, el tiburón Jorge Lanz, si de los 12540 día que estuvo en San Tomé peleó 12541, y eso no es ningún motivo para su condena pero si pelear con Jesucristo, sí, así fue, TIBURÓN peleó con Jesucristo, yo, no lo voy a negar, iba a entrar al CLUB y me encontré con esos disturbios celestiales, el tal LANZ, tenía en el suelo a Jesucristo (Jesucristo, realmente era un miembro de la familia García, que vivían en la M, y que simplemente les gustaba el rock, como le gustaba a morocho Fuentes, a Ricardo Carmona, a Pepe Will, Freddy Rigual y Will Belisario, entre otros que era el grupo más unido del campo), el Lanz, que simplemente le gustaba el Ron, tenía abajo a Jesucristo, yo agarre tres paso más acá a otro que andaba con Jesucristo porque me pisó unos zapatos de estreno, lo agarre por el cuello, si el tiburón tenía Jesucristo,a lo mejor este que tenía yo (el flaco Benitez) era San Rafael, San Nicomedes, cualquiera podía ser, total esos carajos-los santos- son mas bueno que cualquiera , entonces porque agredirlo, ¿puede merecer el cielo, tiburón?, pa´mi, ni con cinco exorcismo se quitara esa afrenta a DIOS, porque lo que hizo fue “esfaratar” un mandamiento, sin embargo, que se le estén guardando el cielo a consignación ya es una pequeña victoria.
Como pueden merecer el cielo –si hasta el cielo son capaces de echarlo a perder- aquellos que les robaron tequeños y hasta una gallina a Lastenia y después hasta le llevaron un plato de sopa y comieron con los hijos de la que fue emperatriz de Las Colmenas, no la mereces Maro, y perdóname que te lo diga, tampoco la puede merecer el flaco que hasta hoy todavía no ha salido del “carajitismo”, puede merecerla el gordo “FEL” o alguno de los vacas que no sean las mujeres, ¡no¡, no la merecen, o acaso no se acordaran que una vez a la señora Teresa, que no se mete con nadie, le faltó una buena cantidad de tequeños y pastelitos y quienes estaban…los mismos y en el cerrito del club, quienes lo esperaban Yeyo Belmonte, Magüito Bonilla, el Comiquita Garcia.
Pueden merecerlos los mismos que amaneciós y toditos integrantes del club Marimantas inauguraron un moderno baño de mujeres que habían remodelado en el Club en la gestión de Carlos Blanco, cuando a las 7 de la mañana se estaban bañando como DIOS los trajo el mundo y lo que hicieron cuando la señora Teresa y la cocinera le reclamaron fue salir en fila (como una propaganda de la época) cantándoles “tarararara, tarararara”. No le quedo otra alternativa a las doñitas que llamarlos “endrogaos”, y quienes estaban…por orden de tamaño, la lapa Ibarra, pelo Jaramillo, la guacamaya España, el Alejo de Luisa, el flaco Molero –nuevamente- el Safari,el Múcura y un Cuadrao reincidente de nuevo, aunque suene a redundancia.
Pueden merecer el cielo quienes una madrugada se introdujeron en la Escuela San Tome por los lados de la cerca, justo frente a los Castro, y horadaron la majestad y la religiosidad de un nacimiento vivo que horas antes había sido un éxito para el deleite de casi toda San Tomé, ¡pero nada!, fueron hasta contra el honor animal (y menos mal que para la época no había una lopna de becerritas) y se llevaron dos conejitos…¡más lindos!, un pato, cinco gallinas y el pavo,… que me tocaba a mí como misión, no le pasó nada, absolutamente nada, sería por DIOS y por mí, porque no pude abrir su jaula ya que no tenía puertas, y nos llevó tiempo a todos (las neuronas nunca fueron nuestro fuerte) entender como habían metido ese animal allí (la jaula simplemente había que levantarla y sacar el tremendo pavo – pero ese no era su día, ni el del pavo, ni el mio). No se lo merecen sino los que agarraron los animalitos, como yo no pude sacar el pavo…a mi me debe quedar el cielo más fácil para entrar. ¿Y quiénes estaban?, yo puedo poner idem y dejarlo hasta allí, pero los voy a mencionar. A algunos al lado de su nombre voy a poner las siglas ovt – que viene a significar otra vez tú-. El Molero (ovt2), el Cuadrao (ovt2), el Maro (ovt), el Vallenilla (ovt), los Quevedo, Tirso y Carlitos(ovt), el geño, (ovt), el gordo Felce (ovt), el Firipicho Alfredo en su etapa pre – Kiss, la lapa Ibarra (ovt2 ), Enrique la vaca y hasta el luto Villaba.
No se lo merecen los que como Gustavo Guevara les robó en la planchada los jugos a un grupo de muchachos inocentes que disfrutaban del balneario, no se lo merecen las putas que le cobraron en Las Cortinas al negro pestaña hit de uva por vino, ni se lo merece el ñaño Salgado cuando agarró un queso que no era de él, allá en el comisare, no se lo merece el Gustavo Guevara (ovt2) cuando hizo que las ganancias por entradas para recaudar fondos a una película del catire se redujeran a su mínima expresión (al otro día fue a comprarles unos “guachicones” a Villa)
No merece ni Pedrito La vaca, ni el flaco Molero (ovtn) por hacer un poco de dupletas de caballos y quedarse con los premios.
Así como tampoco lo merecen Safari, Angito, Yeyo, Maguito, el gordo Félix por hacer en un diciembre sopotocientas hallacas de caballo y regalárselas a todos los vecinos de las calles K,L, M,N. que encontraron las hallacas deliciosas, hasta que se enteraron que eran de carnita fresca de caballo. No lo merece el tapita pulgar por portarse tan mal con Alo Cardenas. Vamos a dejarlo hasta aquí, para no hablar del chivito aquel que se le perdió a Taco Gil, en un descuido de Melín.
Esta es la historia repetida una y otra vez de las zancadillas que se daban y que nos hacen decir que si llegan a ganarse el cielo…será a consignación.