La mañana de ayertrabajadores del sector salud manifestaron su inconformidad por el sueldo que devengan ya que no les alcanza para vivir dignamente.

Barcelona / Grisnel Guevara / El Tiempo

En la sede del Instituto Autónomo de la Salud en la entidad (Saludanz), ubicada en la avenida Miranda de Barcelona, miembros de los colegios de enfermeros, odontólogos, bioanalistas e inspectores sanitarios hicieron público un informe en el que señalan que la dificultad para conseguir efectivo les ha impedido, en reiteradas ocasiones, llegar a sus puestos de trabajo, por lo que el ausentismo laboral se ha acentuado en las últimas semanas.

Por los mismos problemas económicos, la secretaria general del Sindicato de Empleados Públicos del Ministerio de Salud (Sunep-sas), Yaneth Cuibas, explicó que más de 220 integrantes del gremio presentan cuadros de desnutrición, por no tener dinero suficiente para adquirir los productos, que actualmente marcan precios demasiado altos.

En el documento, que fue firmado por los afectados y que será entregado a las autoridades de salud enAnzoátegui, la Gobernación, la Defensoría del Pueblo y al Ejecutivo nacional, exigen que sean implementadas medidas que faciliten a sus agremiados el acceso a los alimentos.

Cuibas refirió que hay empleados que también dejan de asistir a sus labores para ir a hacer colas para comprar comida; mientras que otros no pueden mandar a sus hijos al colegio porque no tienen dinero suficiente para pagar el transporte.

“Tengo conocidos que trabajan en el hospital Razetti y como viven en Barcelona se van caminando hasta el trabajo y cuando salen de la jornada, se regresan de la misma forma a sus casas”, comentó la sindicalista.

Más contundente en sus palabras fue Zulaida Cuibas, quien se desempeña como presidenta del Colegio de Enfermería en la entidad.

“Están violando todos nuestros derechos; el de alimentación, salarios que nos rindan para todo el mes y el poder trasladarnos tranquilos a nuestros trabajos”, manifestó.

Por transporte y equipos

Otra protesta tuvo lugar en el anexo pediátrico del hospital Razetti. Personal del recinto asistencial, con el apoyo de miembros del Sindicato de Trabajadores de la Salud (Sintrasalud), se declaró de brazos caídos a partir de hoy, para exigir solución a los problemas que confrontan para cumplir con sus labores.

Los sectores que les representan graves dificultades son la falta de dinero para trasladarse desde sus casas al centro de salud y viceversa; la inseguridad que reina en los alrededores del nosocomio, y los salarios que, según indicaron, no les alcanza para cubrir los gastos de comida, transporte y otras necesidades.

Edisson Hernández, delegado de prevención y ambiente laboral en el hospital, informó que desde las 8:30 am de este miércoles, los trabajadores se plantaran en la entrada del principal centro asistencial para exponer su situación ante las autoridades de salud.

Indicó que los empleados realizarán actos de calle para exigir que reactiven siete unidades de transporte y que se restituya el servicio que hasta el pasado mes de octubre prestaban dos unidades de Transanzoátegui, las cuales fueron retiradas una vez se produjo la victoria electoral del actual gobernador Antonio Barreto.

Dijo que otra situación bastante grave es que no cuentan con equipos de seguridad para desenvolverse dentro de las distintas áreas del recinto médico, como la morgue o la emergencia.

“En la sala de parto los aseadores recogen las placentas sin poseer guantes, botas de seguridad o tapabocas”, indicó Hernández.

Por su parte, el director de Saludanz, Humberto Omaña, aseguró que a finales del año pasado se hizo una compra de todos estos insumos.

“Los trabajadores ahora deberían ponerse al corriente de esta compra que hicimos y deben informarse para saber adónde tienen que ir a buscarlos”, dijo el galeno. Sin embargo, Hernández no dudó en desmentirlo.

“Eso lo estamos escuchando desde noviembre, pero nadie ha venido a decirnos dónde tenemos que buscar los equipos”, refutó el delegado.

http://eltiempo.com.ve/2018/02/07/gremio-reporta-ausentismo-y-desnutricion-de-trabajadores/