Por RODRIGO A. PERAZA DARIAS *

En respuesta a la reflexión que hace el jubilado que tiene la valentía de expresar su opinión sin esconderse, quiero manifestar que suelo leerle y entiendo que se sienta tan mal como muchos de nosotros; de la misma manera que interpreto y comparto su frustración  por el desinterés que el colectivo de jubilados mostró ante la falta de atención a la consulta. A personas como Roque hay que animarlas a continuar la lucha hasta que nuestras facultades intelectuales nos lo permitan sin esperar nada a cambio. La mayoría suele aprovechar los resultados positivos que son producto de la lucha de las minorías, y nunca son capaces de compartir en alguna proporción las derrotas o incomprensiones.

Sin embargo, no puedo estar de acuerdo con Roque en la interpretación que hace de un supuesto enfrentamiento entre dos damas,  cuando  en realidad lo apropiado sería entre la Junta Directiva de la AJIP -no un miembro sino toda la institución porque, hasta ahora, que yo conozca, nunca he leído que la opinión de uno de sus miembros (la VP) haya sido desautorizada por el resto-  y varios jubilados, entre los cuales podría nombrar a mi compañero de Creole-Lagoven, Luis Eduardo Díaz, a los amigos Sandrea, Nouel, etc., quienes coinciden en que el problema de fondo es el mal manejo estratégico que muy a nuestro pesar ha hecho la AJIP de nuestros legítimos reclamos. Y claro, el GJCCS.

Asimismo, me siento obligado a aclarar que algunos jubilados que vivimos en Caracas nos constituimos en grupo informal con el objeto de hacer una contribución a la defensa de nuestros intereses como colectivo. Tú quizás has visto cómo nuestra compañera Irma Sosa ha sido responsabilizada de la vocería del grupo, dadas sus condiciones de abogada y de gran conocedora de la problemática de pensiones, pues realizó una extensa carrera petrolera no solo como experta ingeniera en refinación sino como gerente del área de Recursos Humanos. También has observado cómo el Ing. Petr. Hernán Ortega ha acompañado a Irma en visitas, entrevistas y reuniones; eventualmente lo ha hecho Arnaldo Salazar y Sergio Sáez, según su respectiva disponibilidad de tiempo. Hernán siempre ha demostrado desprendimiento y claridad de conceptos para reflejar no solo su particular pensamiento sino los criterios y estrategias que derivan de las reuniones dentro del seno del grupo de jubilados de Caracas. Hemos considerado que dos personas son suficientes para explicar lo que nuestro grupo de análisis ha generado. Pero si alguna persona conoce a cada uno de los que integramos ese grupo, coincidirá conmigo que bien podría agregarse alguno más  en la ocasión que fuera práctico hacerlo. En mi caso, por ejemplo, me sería imposible porque trabajo a tiempo completo en la UCV no solo como docente con 41 años en la Escuela de Economía sino como investigador y jefe del Área de Desarrollo Económico del CENDES-UCV; este tipo de actividades motivan y absorben mucho, aunque no pagan lo que merecemos.

Puedo, por otra parte, reiterar que si hay en nuestro grupo una persona a la cual nos sería muy difícil reemplazar es precisamente a la querida compañera Irma Sosa. Ella le ha dedicado gran parte de su tiempo disponible a estudiar la problemática jurídica de nuestro conflicto con PDVSA, al punto de ser la persona que con paciencia se plantó en el Registro y descubrió el despojo de nuestro Fondo. Ella ha venido desgranando toda la trama legal subyacente en transacciones llevadas a cabo utilizando nuestro Fondo y ha dado el suficiente soporte para una eventual concurrencia ante los tribunales en solicitud de justicia para nuestro colectivo. Por todo ello estoy en desacuerdo en que Roque estime que el problema es un enfrentamiento entre dos damas que buscan protagonismo. Yo solo puedo hablar de Irma porque la conozco desde nuestra común filial, Lagoven, S. A.

Por el bien del grupo de jubilados que hemos salido a la palestra a dar la cara por nuestro colectivo, y claro está, por todos los que -como Roque, Luis Eduardo, Sandrea, tu persona y muchos otros-,  luchan y están angustiados por los errores que estamos viviendo de parte de la AJIP, he sentido la obligación de realizar esta aclaratoria.

 

* Profesor- Investigador

Jefe del Área de Desarrollo Económico

Centro de Estudios del Desarrollo

Universidad Central de Venezuela

CENDES-UCV

Telf. (Phone): (58)4143272658

Ropeda13@gmail.com

@ropeda13gmailco

http//www.ucv.ve/cendes