Ronald R. Rodríguez B. /ESC

ANACO. La tranquilidad que caracteriza los días del municipio Anaco fue interrumpida ayer por numerosos episodios de protestas por falta de alimentos y saqueos en algunos locales comerciales. El rostro de los manifestantes era una mezcla de indignación, ira e impotencia.
Faltaban 20 minutos para el mediodía cuando decenas de personas que protestaban en el Mercado Municipal conversaban con el director de la Policía Municipal de Anaco, comisario Carlos Brito, quien escuchaba las numerosas quejas que expresaban los consumidores en contra de los abusos que sufren de parte de los expendedores del principal centro de acopio.
“Estamos cansados de tantos abusos, tenemos hambre y ya no sabemos qué hacer. El dinero no nos alcanza para pagar los exagerados precios que tienen los productos en el Mercado”, dijo Luisa Marcano, ama de casa de 56 años de edad, quien muy molesta enumeró los atropellos de los que ha sido objeto: “Venden demás de caro, quieren en efectivo porque si pasas por el punto de venta te incrementan el precio hasta en 30 mil bolívares, y no aceptan billetes de 10, 20 o de 50. Se están pasando ya”.
Jhoana Gutiérrez, ama de casa (41) procedente de Santa Rosa, aprovechó para decir que “el pueblo ya no aguanta más, tenemos hambre. No podemos seguir aceptando la corrupción, estamos en una situación crítica. Necesitamos una solución porque con el hambre no se juega”.
La molesta mujer narró que en días pasados, en ocasión de hacerse con dinero en efectivo para trasladarse y comprar medicamentos para un hijo que tiene hospitalizado en el Luis Razetti de Barcelona y debió pagar por 500 mil bolívares en billetes 200 mil más.
Siguieron cayendo las quejas ante el alto funcionario policial. Al fondo, un grupo de mujeres repetían: “El pueblo tiene hambre”. “Cómo es posible que los vendedores del Mercado Municipal compran el saco de verdura a 3 mil bolívares y venden a 30 mil el kilo”, dijo Leonel Guzmán. “Y la yuca que debería estar en 7 mil el kilo la comercializan hasta en 30 mil bolívares”, agregó Maricarmen Requena. Hubo hasta quien dijo que el kilo de mochuelo, un pescado, se está expendiendo a 70 mil. “¿Quién defiende al pueblo de tanta explotación? ¿Dónde están las autoridades?”, reclamaron los protestantes.
Presente en la manifestación estaba Orlando Rojas, quien regresó de las minas donde asegura que alá “no falta nada”.
“Para los lados de las minas hay de todo: Alimentos, medicinas, enseres y sobre todo dinero en efectivo. Puedes encontrar todas las denominaciones, desde las más viejas hasta los billetes más nuevos y por pacas. No sé por qué acá es tan difícil hacerse con el papel moneda”, expuso.

Camión en la Miranda
No habían terminado de sosegarse los ánimos en el Mercado cuando se informó sobre un intento de saqueo a un camión cava en la avenida Miranda, frente a la iglesia Virgen del Valle. Más de 500 personas rodeaban la unidad de la que no se supo ni el destino ni el tipo de mercancía que trasladaba. De nuevo, la acción de la Pomu y de la GNB fue importante para evitar que la cuestión  pasara a mayores. Mientras la tensión crecía, la muchedumbre crecía. Para evitar la confrontación que parecía inminente, los agentes se pusieron en marcha y sacaron a gran velocidad al camión del lugar, con destino desconocido.
Por las redes sociales también se comentó que varias panaderías de la ciudad fueron presuntamente saqueadas. Mencionaban a una de la avenida Portuguesa, y la que está ubicada en las adyacencias a la alcaldía de Anaco. En la avenida Carabobo también se produjo otro incidente de esta naturaleza.

Cantaura
En el municipio Freites se vivió una situación de protestas y saqueos similar. Los reportes indican que desde las 8:00 de la mañana se produjeron actos de esta naturaleza en el Mercado Municipal de Cantaura y en algunos comercios asiáticos ubicados en la avenida Bolívar de la capital de Chamariapa.

http://www.mundo-oriental.com.ve/site/det.aspx?id=79776