CARLOS SANDIEGO / FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ.

Más que actor, es un poeta. La poesía está en el lenguaje de su cuerpo. En la expresión de sus gestos. En lo que trasmite desde el fondo del ser sobre la escena. Nació en un punto del municipio Freites, estado Anzoátegui, que algún tiempo llamaron Mendocero. Pero para él, su lugar nacimiento y registro es El Tigrito. Se inició en el teatro con apoyo del desaparecido actor Valentín Fajardo. Luego perfeccionó estudios en Caracas. Formó parte del elenco de la Compañía Nacional de Teatro, del grupo Rajatabla, del grupo Teatro del Contrajuego. En Anzoátegui, como actor invitado ha hecho filas del grupo Teatro Moriche de Cantaura y de Teatro 3 en El Tigre y Caracas. Fundó su propia compañía Teatro Noel Llovera con la que lleva a escena la obra infantil “Sueño de juglares”, con más de 20 años en escena; “Porourema”, “Alboroto de pájaros”, y “Tonooro”. Tiene participación en varias películas venezolanas, entre ellas “Jericó” de Luis Alberto Lamatta y “Sonata del pajarillo” de Heitters Díaz. Ha recibido el premio municipal al Mejor Actor en el Distrito Capital (Caracas). En la zona sur del estado Anzoátegui fundó el festival nacional de teatro Konoopodo Paatü, que se mantuvo por tres años consecutivos. La poesía anda con su vida y su vida es el teatro. /